viernes, 29 de abril de 2011

El poeta de Swanbrook

                                                              

En este cruel juego de niños no hay amigos en los que confiar.
Él vuela lejos, soñando con un mundo muy lejano, esperando ser amado.
Poeta muerto en vida desgarrando su alma en cada palabra escrita.
El dolor le supera y duerme en completa oscuridad, si, él.
Quien sino el olvidado artista que fracasó condenado a versos de arte menor, aquel que desafió al mismísimo Dios en eternas noches de luna llena, y con su pluma y su sombrero, busca inspiración en praderas hacia el cielo.
¿Qué sentido tiene seguir jugando si ya has perdido?
Si las estrellas ya no se alinean y no sale el sol de su escondite..
Dulce luz incandescente de octubre..
Cuan abrazado estás a la tristeza?
Te has perdido en la misma canción y estancado en el mismo verso, dudando de tu propia existencia, viviendo con la esperanza de volver a ser amado..
Entre la más turbia melancolía se consumió la última gota de su esencia.
Ya no serán leídos sus poemas, no sobrevivirán sus elegías, perecieron sus romances..

No hay comentarios:

Publicar un comentario